¿Cuál es la temperatura ideal en Verano para el Aire Acondicionado? Solución oficial.

 

Aquí intentaremos contestar de un modo mas objetivo a esta simple pregunta, que no tiene una respuesta “tan simple”. La temperatura ideal para todos en verano en la oficina o casa puede llegar a ser un dolor de cabeza muy importante. Actualmente es algo cada vez mas importante, ya que podemos ahorrar mucho dinero en electricidad. Por ejemplo en nuestra oficina hemos tenido que esconder los mandos de Aire Acondicionado bajo llave, para que la gente no tenga el poder cambiar la temperatura a su antojo. Hemos llegado tener equipos funcionando a 18 grados con las ventanas abiertas…

Para evitar estas situaciones limite la solución la podéis encontrar en publicaciones que sirven para resolver este tipo de situaciones. Es decir comunicados oficiales sobre la prevención de riesgos laborales o similar. Por ejemplo el Real Decreto 486/1997 de 14 de Abril establece:

“La temperatura de los locales donde se realicen trabajos sedentarios propios de oficinas
o similares estará comprendida ENTRE  17º Y 27º Grados Celsíus Como trabajos sedentarios también se incluye el manejo de
herramientas de baja potencia, el trabajo en banco de herramientas, y similares. La temperatura de los locales
donde se realicen trabajos ligeros estará comprendida ENTRE  14º Y 25º Grados Celsíus.

Es decir, que realmente esto no nos sirve para gran cosa, a no ser que superemos los 27 grados. Pero al menos nos estamos aproximando. El siguiente articulo, bastante “infumable” por cierto, del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el trabajo que podeis encontrar aquí.

Cuando desempeñamos una actividad ligera, esencialmente sedentaria en condiciones estivales (período de refrigeración) nos recomiendan estos 4 puntos:

Velocidad del aire en función de la temperatura.

Figura 1. Velocidad del aire permitida en función de la temperatura del aire y de la intensidad de la turbulencia.

  1. La temperatura operativa debe mantenerse entre los 23°C y los 26°C. Es decir, lo suyo es poner el AA a unos 24 grados.
  2. La diferencia vertical de temperatura del aire entre 1,1 m y 0,1 m sobre el suelo (nivel de la cabeza y nivel de los tobillos) debe
    ser inferior a 3°C.

  3. La velocidad media del aire debe ser inferior a la especificada en la figura 1 para obtener un 15% de insatisfechos por
    corrientes de aire. Personalmente no lo entiendo, paro supongo que significa no crear una corrientes de aire.

  4. La humedad relativa debe permanecer entre el 30% y el 70%. Para ello debes tener unos buenos equipos de medición.

En resumen a todo lo anterior, debemos vigilar que nuestro habitáculo tenga una temperatura de unos 24 grados. Para ello lo único que hay que hacer es programar el aire acondicionado para esta temperatura y punto. De hecho los edificios públicos lo tienen a esa temperatura como mínimo, para dar ejemplo.

Lo que pasa es que tenemos que tener en cuenta que los equipos “medios” de aire acondicionado no son mágicos. Solo pueden enfriar unos 15 grados como máximo por debajo de la temperatura de la calle. Si afuera hay 40 grados, es improbable que la temperatura se enfrié por debajo de los 25 grados, a no ser que tengáis un equipo industrial y una casa bien acondicionada para conservar la temperatura.

Esto ultimo es una explicación bastante razonable, de por que mucha gente se queja del Aire Acondicionado Portátil. Aunque tengan la misma potencia frigorífica su instalación requiere modificar el aislamiento del habitáculo a enfriar. Digamos podrá rebajar la temperatura en menos grados. Así que si hay una temperatura fuera de unos 40 grados, intentad aislar muy bien la habitación donde lo tenéis colocado cerrando las puertas y tapando bien todos los agujeros.

Equipos de medición de temperatura y humedad

Por ultimo es muy importante tener equipos de medición tanto fuera como dentro. Es una inversión muy barata pero a la vez muy útil, por unos pocos euros podemos acceder a termómetros que nos marcan la zona de confort. En la oficina ademas son imprescindibles a la hora de tratar con personas que siempre tienen frió, lo digo por experiencia. Si el termómetro marca 24 grados y alguien tiene frió, es que el problema es suyo por no abrigarse correctamente. El termómetro externo es necesario para poder hacer una idea de lo que puede enfriar el aire acondicionado, ya que no son electrodomésticos “mágicos”.